Publicidad Por Zonabarrios
ComunidadDestacadaZona de Vecinos

Solidaridad en acción: que no falte un plato

Cómo la preocupación de un grupo de personas se convirtió en CanastasUy, una organización que lleva alimentos a miles de personas cada día en varios puntos del país

CanastasUY.

Que no falte un plato es un lema, una aspiración, un objetivo concreto por el cual trabajar. Como se estila hoy en día, también es un hashtag. Un grupo de personas de los barrios privados de Canelones y de otras zonas idearon, armaron y crearon CanastasUY, una red de contención para las familias más vulnerables afectadas no solo por la emergencia sanitaria derivada de la expansión del coronavirus, sino también por la falta de ingresos consiguiente. Esa ayuda se traduce en la preparación y distribución de miles de canastas con alimentos cada día. La idea, que iba a aplicarse en la zona aledaña de Colonia Nicolich, ya se extendió a varios puntos del país.

«CanastasUY surge de la necesidad de atender esta emergencia sanitaria, que nos conmovió y preocupó desde el comienzo por sus múltiples consecuencias en la salud de la gente, así como desde el punto de vista laboral y social», explicó Clarita Ruiz, vocera de la organización.

El Whatsapp se convirtió así en el medio para un intenso intercambio de ideas de familiares, amigos y vecinos. El alcalde del municipio de Nicolich, Ruben Moreno, lo conversó con una pareja de la zona y así se inició la movida. De manera natural comenzaron a surgir propuestas para abrir cuentas bancarias o buscar medios de colaboración. La iniciativa empezó a andar con una cuenta de Instagram, @CanastasUy, y a través del grupo de Whatsapp con un hashtag como bandera: #QUENOFALTEUNPLATO. Y fueron integrándose otros municipios. «Cuando empezamos seríamos unas 20 personas, pero el grupo se multiplicó y obligó a formar comisiones para trabajar en las diferentes áreas», comentó Ruiz.

FOTO CanastasUY, Ivy Thomas Camino de los Horneros.

«La intención fue generar un frente de ayuda a personas que sufrieron el impacto por esta situación. Muchos perdieron su trabajo y no tienen cómo llevar un plato de comida a la mesa familiar. Es gente que no tiene respaldo ni ahorros porque vive con esfuerzo el día a día. Perdieron el trabajo pero las necesidades básicas siguen presentes. La situación actual afecta a todos, pero a algunos con más dureza», añadió.

Esa necesidad urgente, que no admite esperas, de llevar comida a la mesa, llevó al grupo a la conclusión de que la ayuda debía canalizarse a través de los alimentos: así surgió la idea de armar canastas para distribuir.

Las canastas contienen productos que permiten a una familia de seis personas alimentarse durante tres días: un kilo de arroz, un kilo de harina, medio kilo de fideos, medio kilo de polenta, medio kilo de porotos o lentejas, dos latas de choclos y arvejas, una lata de sardinas o atún, 250 gramos de leche en polvo, un litro de salsa de tomate y un jabón de tocador (un elemento de limpieza, para atender también las recomendaciones de lavado de manos).

FOTO CanastasUY.

Cómo funciona

Todo se desarrolló con un ritmo vertiginoso. El crecimiento de la idea fue más rápido que la formalización de su organización. Ya se habían distribuido cientos de canastas cuando comenzaron los trámites para convertir a CanastasUY en una sociedad civil. Ahora el proyecto tiene su estructura legal.

Se trabaja en varios turnos. A partir de las 8.30 se hace la carga. A las 11.30 se trabaja en organización y limpieza, para dejar todo pronto para el armado de las canastas, que se realiza a las 14.30, a las 17.00 y 19.00. Hay 18 voluntarios en cada turno, más unos 30 que colaboran en el traslado o colaborando con alguna donación. Y alrededor funcionan diversas comisiones: de evaluación de ayuda, encargadas de compras, de la logística de armado de las canastas y limpieza del local, de finanzas y de administración.

El procedimiento de armado de las canastas (aunque en realidad, los alimentos se colocan en bolsas) representa una auténtica línea de ensamblaje, como en la producción de automóviles: una persona pone el arroz, otro la pasta, otro la harina y así sucesivamente. Después se embolsan y estas se depositan en montones de diez por diez, para poder formar fácilmente identificables paquetes de cien. Luego los camiones pasan a buscarlos y los llevan a los municipios. A veces son camiones de los propios municipios, otras veces vehículos de empresas o particulares. El centro de armado se encuentra en la sede Horneros del colegio Ivy Thomas, que prestó las instalaciones.

FOTO CanastasUY.

Desde allí, los principales destinos son el municipio A (Cerro, Casabó, Belvedere, Paso de la Arena, La Teja, entre otros barrios), F (Villa García, Manga, Bañados de Carrasco, Maroñas, Villa Española, Ituzaingó, Jardines del Hipódromo, Piedras Blancas, Punta de Rieles) y G (Lezica, Melilla, Peñarol, Nuevo París, Sayago) en Montevideo, y los municipios Nicolich, Paso Carrasco, Barros Blancos y Pando en el departamento de Canelones. El esfuerzo se extendió asimismo a otros seis departamentos al momento de escribir estas líneas, pero es posible que pronto sean más.

Una semana después del primer caso de coronavirus reportado en el país, el 13 de marzo, ya estaban llegando donaciones y armándose las primeras canastas. El 24 de marzo se habían enviado 500, de las cuales 400 fueron al Cerro y 100 a Nicolich. Al 13 de abril, al cumplirse un mes de la emergencia sanitaria, se habían entregado 48.832 canastas. Y la suma crece cada jornada.

«Los primeros días entregábamos 600 al día y no sabíamos cómo llegábamos a tantas. Hoy ya estamos en las 3.500 diarias», comentó la vocera de la organización.

Las donaciones

Clarita Ruiz enfatizó que CanastasUY es intermediaria entre los donantes y los municipios, que son quienes deciden a dónde se dirigen las canastas resultado de las donaciones. Las asistentes sociales que trabajan en cada municipio definen los destinatarios individuales de la ayuda. También se fueron sumando otras organizaciones beneficiarias, como las de inmigrantes o de trabajadoras sexuales.

«Lo que queremos –indicó– es que la gente que está haciendo las donaciones sepa que lo que aportan realmente llegan a buen puerto. El sistema es transparente. Hay muchos canales para realizar donaciones. Constantemente difundimos a través de Instagram a quiénes se entregan las canastas y dónde se entregan. Las firmsa de asesoramiento legal y contable Guyer & Regules y Grant Thornton controlan las cuentas para que todo se cumpla con la mayor transparencia. Las canastas tienen un costo de 250 pesos, por lo cual para quienes aportan es una donación muy tangible».

Con el dinero recaudado se compran los productos, con mejores precios gracias a diversos convenios y aportes de empresas, y se arman las canastas. Pero también se aceptan otros tipos de donaciones que puedan destinarse a aumentar los recursos disponibles.

FOTO CanastasUY.

Figuras de todos los ámbitos han colaborado financiando cientos y hasta miles de canastas. Por ejemplo, los integrantes de la Selección uruguaya de fútbol, pero también bandas como La Vela Puerca o NoTeVaGustar. Artistas plásticos entregaron obras y deportistas cedieron algún implemento para subastarlos y recaudar más fondos. «Esto lo difundimos para que los potenciales donantes vean cómo estos referentes han confiado en nosotros. Y hay quienes en vez de regalos para su cumpleaños piden la donación para las canastas o dejan de hacerse un gusto para colaborar», contó Ruiz.

La experiencia de solidaridad es algo que estimula a todos sus participantes y los hacen proyectarse en el futuro. «La gente que impulsó esto está muy abonada a lo social, con una gran empatía por lo que pasa a su alrededor, muy proactivos para brindar ayuda. Ahora estamos totalmente dedicados a atender esta emergencia que conmueve a todos, pero este grupo que se formó puede trascender a eso. Cuando todo esto pase, ojalá podamos seguir ayudando», aseguró.

Cómo se puede colaborar

Los responsables de la iniciativa informan que se pueden realizar donaciones a CanastasUY por transferencia bancaria a Banco ITAU – Caja de Ahorro en Pesos Nro 3870717 a nombre de CUACUA SPORTING CLUB (CANASTASUY), y a través de los colectivos a nombre de Canastas Uy en Redpagos 72460 y Abitab 109540. También se puede donar a través de PayPal a hola@canastasuy o por la app de Prex. Itaú ofrece el canje de millas por canastas. E incluso hay un procedimiento para los uruguayos residentes en el exterior.

Publicidad
Ver más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Te sugerimos también

Close
Back to top button
Close
Close