Publicidad Por Zonabarrios
ArquitecturaEstilos

Pioneros en la urbanización privada

BAZZURRO ARQUITECTOS

En esta nota conocemos la historia y filosofía de trabajo de este estudio pionero en el desarrollo de barrios privados, que luego encontraría su esplendor en áreas limítrofes de Canelones con Montevideo. El arquitecto Sebastián Bazzurro es quien dirige estos emprendimientos que cuentan con el respaldo de dos generaciones de una familia dedicada a proyectar y construir en Uruguay.

El estudio es fundado en 1975 por el arquitecto Claudio Bazzurro, su padre, quien poco tiempo después de comenzar «se transformó en el arquitecto de moda en Montevideo», según nos relata Sebastián Bazzurro, recordando esos tiempos.
Efectivamente el Estudio Bazzurro marcó una tendencia en la arquitectura de residencias de lujo de gran tamaño, más allá de realizar edificios, locales comerciales y clubes deportivos, entre muchas otras obras. Sebastián recuerda especialmente que desde pequeño quiso ser arquitecto, puesto que la pasión de su padre fue trasmitida en cada visita al estudio y en una forma de vida dedicada a esta profesión. «Nací entre planos», resume en una frase que no deja lugar a dudas, y agrega«hoy trabajo de lo que me gusta y es un placer».
A finales de la década del 90 surgió la posibilidad, junto a un grupo de inversores de desarrollar Jardines de Carrasco, sobre la calle Máximo Tajes. «Era un barrio nuevo dentro de Montevideo, bastante snob para aquel momento. Fue muy difícil aprobarlo, pero se logró, y se armó un barrio semi-cerrado y bastante controlado que aún hoy en día es una zona bastante top de Montevideo. De alguna forma, fue la antesala a las urbanizaciones cerradas como las que integran la comunidad Zonabarrios» explica el arquitecto. Destaca que «toda la movida que surgió en Canelones se dio a partir de la negativa de la Intendencia de Montevideo para permitir estos desarrollos dentro del departamento. En su momento además, una suma de factores como el costo de inversión y la tierra más barata tuvo también su incidencia».

En lo que a Canelones refiere, el Estudio Bazzurro proyectó el barrio Colinas de Carrasco y hoy en día forma parte de las comisiones de arquitectura como el estudio que regula la normativa interna de los barrios nuevos como Colinas y Cumbres de Carrasco y Laguna de los Cisnes, más hacia el este. «Esas regulaciones permiten que los barrios jardín conserven las características con las que fueron inicialmente proyectados. Entre otras, amplios espacios verdes y alturas definidas de las edificaciones», explica el arquitecto.
El know how arquitectónico en los nuevos tiempos
De acuerdo a como lo planteó su fundador, Bazzurro Arquitectos tiene una filosofía de trabajo persona a persona, basada en un vínculo muy estrecho entre arquitecto y cliente. «Si bien los clientes y la arquitectura en sí misma han variado en cuanto a tendencias, hay cosas que siempre se mantienen, como la búsqueda de una vivienda funcional sin desperdiciar metros cuadrados. Nadie viene con un cheque en blanco a decirte haceme lo que quieras», reflexiona Sebastián, agregando que «a veces arrancamos al revés, preguntando qué presupuesto se tiene para ver cuantos metros se pueden proyectar y construir».

Citando al célebre arquitecto modernista catalán, Antonio Gaudí, Sebastián Bazzurro destaca que «el arquitecto es el hombre sintético, el que es capaz de ver las cosas en conjunto antes de que estén hechas».

Estilos constructivos

«El Steel framing llegó al mercado hace unos cuantos años y en un comienzo fue un boom que permitía bajar costos importantes por metraje. Hoy en día ya está bastante equiparado en precio a un estilo tradicional, pero se sigue haciendo», resume Bazzurro respecto a las nuevas formas de construir que se han abierto camino en el mundo y por ende también en Uruguay. Todas estas nuevas técnicas y tecnologías requieren la formación constante para cualquier arquitecto, puesto que «todo el tiempo están surgiendo cosas nuevas que no te las enseñan en facultad».
La sostenibilidad de los proyectos es otro de los temas que incide en los estilos y características constructivas desde el primer trazo. Pensar una vivienda sostenible implica proyectar aspectos que tendrán en cuenta al medioambiente. «Esa visión es fundamental, el mundo tiende hacia eso. A Uruguay las cosas llegan un poco más en diferido y a veces resultan más costosas, pero si uno le ofrece las alternativas al cliente, es poco probable que no las quiera implementar», comenta. El uso del agua y la posibilidad de reutilizar parte del recurso que usualmente se desperdicia (ya sea para regar u otro tipo de usos), es fundamental para ser amigables con nuestro entorno natural. «El tema energético como los paneles solares viene por añadidura y suelen ser costos altos que muchas veces son amortizables».
En cuanto a costos, Sebastián Bazzurro menciona especialmente las fachadas, planteadas en general por el estudio en materiales que requieran poco mantenimiento, que pueden ser nobles o imitaciones que sean del gusto del cliente y estén en armonía con el estilo del proyecto.

Casas inteligentes: ciencia ficción y realidad

A veces el concepto que tenemos de una vivienda inteligente es un tanto ingenuo. «No es posible tener un comando a distancia con el teléfono para hacer absolutamente todo, muchas cosas se pueden implementar y es a lo que va tendiendo la tecnología. Cuando proyectamos, incluimos el trabajo de domótica, en particular con el grupo Reflex que es un proveedor excelente y nos mantiene actualizados en cuanto a los avances en la materia». Cuando hablamos de domótica pensamos en el manejo remoto de distintos objetos de nuestro hogar que van desde cortinas hasta electrodomésticos, alarmas de seguridad, sistemas de riego, luces y calefacción, entre muchas otras cosas. «Los clientes incluso, implementan de forma doméstica y como usuarios algunas cosas, enseñándonos a nosotros muchas veces nuevos avances en tecnología, ya que es algo que está permanentemente cambiando, renovándose y surgiendo nuevos elementos».

Liderazgo y trabajo de equipo

«En nuestros recursos humanos de diseño y apoyo a obras tenemos dos equipos claramente diferenciados: profesionales jóvenes y profesionales con mucha más experiencia. No obstante detrás de cada proceso y de cada área estoy yo siguiendo de cerca los temas y tratando directamente con los clientes. Ese es un diferencial que me parece importante tenerlo», destaca el arquitecto Sebastián Bazzurro. El estudio además, debido a su solidez y permanencia en el mercado, tiene un amplio conocimiento en materia de proveedores y subcontratos que hace que cada nuevo proceso de trabajo se resuelva de forma efectiva y ágil.

De cara al 2020

«Estamos trabajando permanentemente en el tema vivienda (particular y colectiva), casas de propiedad horizontal en los barrios semi-cerrados de Montevideo, y en Canelones, donde estamos haciendo dos casas en Viñedos, una en Mirador, dos en Altos de la Tahona y una en Colinas de Carrasco bastante diferente por cierto, y que representa todo un desafío ya que a la construcción tradicional se le suman containers, y ahí estamos volcando mucha creatividad», detalla Bazzurro, en referencia a las obras a cargo de un estudio de arquitectos con más de 40 años de permanencia en el mercado brindando confianza, credibilidad, profesionalismo y respaldo.
Al día de hoy son más de 1000 las obras y proyectos que ha desarrollado el estudio. «Cada obra terminada nos trae nuevos clientes», concluye Sebastián Bazzurro, quien además de ser un referente en su rubro es vecino del barrio La Tahona.

FOTOGRAFÍAS BAZZURRO ARQUITECTOS

Publicidad
Ver más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close